Responsabilidad de los servicios de abastecimiento y saneamiento

El marco jurídico español establece la máxima responsabilidad en la prestación de los servicios de abastecimiento y saneamiento  a los ayuntamientos. El servicio de abastecimiento se compone de tres etapas: una de aducción (captación de las aguas y traída hasta el punto de utilización), tratamiento (adecuación de la calidad del agua para consumo humano), y por último la distribución de agua a través de las redes municipales. El servicio de saneamiento se compone de dos etapas: transporte (por la red de alcantarillado) y tratamiento (depuración de aguas residuales).

Los municipios pueden organizarse con otras administraciones para la prestación mancomunada o de forma que haga más eficiente su desempeño.

El pleno municipal decide la forma en la que los servicios son prestados. En el caso de Guadalajara, la aducción y el tratamiento de agua potable son realizados por la Mancomunidad de Aguas del Sorbe. UTE GUADALAGUA realiza la prestación de los servicios de distribución de agua, transporte y tratamiento de aguas residuales en régimen de concesión administrativa. Como responsable último de la prestación de estos servicios, el Excmo. Ayuntamiento de Guadalajara realiza el seguimiento y control del servicio a través de los técnicos y órganos municipales.