Límite de actuación en la red de abastecimiento

Cuando un cliente solicita el alta de suministro para un inmueble nuevo, se construye una toma de agua desde la red pública hasta dicho inmueble. Por lo tanto, la titularidad de la acometida es privada. El mantenimiento de la acometida es responsabilidad del propietario del inmueble. El límite de actuación de UTE GUADALAGUA en la acometida privada se sitúa en la llave de registro de acera. A partir de este punto, la propiedad puede realizar labores de reparación y mantenimiento siempre que cuente con los debidos permisos municipales. Desde el punto de enganche de la acometida a la red pública hasta la llave de registro en la acera, sólo UTE GUADALAGUA puede realizar labores de reparación y mantenimiento. En caso de fuga o rotura dentro de este tramo, UTE GUADALAGUA realizará la reparación y facturará el coste de acuerdo con los precios establecidos por la Ordenanza Municipal Reguladora de Precios Públicos.

 

Límite de actuación en la red de saneamiento

Cuando un cliente solicita el alta suministro para un inmueble nuevo, se construye una canalización para las aguas residuales desde la red pública hasta dicho inmueble. Por lo general el punto de conexión es una arqueta de registro ya construida en la finca que recibe las aguas residuales. En nuevas construcciones la normativa exige la presencia de esta arqueta registrable. La conducción es propiedad del titular del inmueble hasta el punto de entronque con la red pública de alcantarillado. Por lo tanto, la titularidad de la acometida es privada. El mantenimiento de la acometida es responsabilidad del propietario del inmueble. El límite de actuación de UTE GUADALAGUA en la acometida privada se sitúa en el pozo de conexión al alcantarillado público. A partir de este punto, la propiedad puede realizar labores de reparación y mantenimiento siempre que cuente con los debidos permisos municipales. Desde el punto de enganche de la acometida a la red pública hasta el límite de fachada de la finca, sólo UTE GUADALAGUA puede realizar labores de reparación y mantenimiento. En caso de rotura dentro de este tramo, UTE GUADALAGUA realizará la reparación y facturará el coste de acuerdo con los precios establecidos por la Ordenanza Municipal Reguladora de Precios Públicos.

 

Responsabilidad del contador

El Reglamento del Servicio Municipal establece que el contador es propiedad del titular de la finca. La Ordenanza Fiscal establece la cuota mensual que se devenga en concepto de mantenimiento del contador. Con esta cuota se garantiza la renovación del contador al final de su vida útil con cargo a UTE GUADALAGUA. Por lo general, el contador está situado en zona interior de la finca, por lo que el Reglamento establece la responsabilidad del titular en su custodia. Debe evitarse la manipulación de los precintos y llaves y otros elementos que puedan influir en la medición. También es responsabilidad del titular el cuidado del equipo frente a las condiciones ambientales adversas. Cualquier modificación de la ubicación del contador de agua o de los elementos anteriores o posteriores ha de ser comunicada y previamente autorizada por UTE GUADALAGUA.

 

Averías interiores

La reparación de averías interiores de los inmuebles ha de ser realizada por la propiedad. Las actuaciones en tramos sitos en vía pública anteriores a la línea de fachada o llave de registro serán realizados siempre por UTE GUADALAGUA. En caso de producirse una avería en la tubería de abastecimiento en un punto anterior al contador, UTE GUADALAGUA puede optar por avisar a la propiedad para que realice la reparación urgentemente o bien puede actuar de forma inmediata y realizar la reparación. En todo caso UTE GUADALAGUA realizará una estimación del volumen de agua perdida en la fuga, que será posteriormente facturado tras la autorización y visto bueno de los técnicos municipales.